Los brebajes se preparan para conseguir lo que de manera natural no se puede obtener, dependiendiendo del objetivo es el elemento y el ritual a emplearse.

Algunos de los materiales para poder preparar los brebajes mágicos son extractos de esencias, vinagres, flores, frutas, mandrágora, Canela, la tintura, partes de animales, insectos, fluidos, sales, miel, aceite,  cada uno personalizado dependiendo el fin que se esté tratando alcanzar.

Las razones para trabajar una poción mágica van desde dominar, atraer al ser amado, buena suerte, protección,  suerte, revertir daños, salud, armonía, etc.todo lo que se pueda anhelar.


Una ves seleccionado el mejor material este pasa por un proceso de ritualizacion personalizado para impregnar todos los deseo. 


Muchas de ellas se ponen bajo velación para abrir los campos vibratorios de la luz, se conseda de manera directa. Y se logre despejar toda obscuridad e impedimento y de esta manera se logre manipular el entorno a favor de lo que se esta solicitando.


El poner a serenar  o dejar bajo la influencia de una posición lunar influye con gran potencia al brebaje más en el terreno del amor, ya que por influencia de Venus logra manipular el deseo y el sentimiento.


Para poder consagrar o bendecir ciertas pócimas se  les tiene que decir oraciones o mantras para que vibren a niveles superiores y puedan curar de daños y mala suerte.


El poder trabajar con un brebaje para poder separa algún amante o distanciar a una persona se recurre a tener que ocupar las palabras más fuertes ( groserías) o inclusive un carácter de enojo para poder dominar y salirse con el fin de separar.


Para poder obtener siempre el mejor resultado se recomienda un estudio minucioso de cada caso.